8 nov. 2014

De Second Life a una Vida Virtual más Real


Tenía esta nota en espera de ser terminada desde abril y hoy mientras buceaba en Internet, encontré este artículo de Tom Simonite, "The Quest to Put More Reality in Virtual Reality" publicado el 22 de octubre del presente, en el sitio de MIT Technology Review así que decidí terminarla. 


Mi nota original se originó por el vídeo que adjunto e iniciaba así...

Tengo veinte estudiantes en un aula y estoy al frente, lo que más disfruto es aportar en la generación del conocimiento (aun llamado enseñar). Los miro con una expresión seria, me dispongo a dar mi micro-speech motivador y puedo ver como uno de ellos mira con atención hacia una dirección donde no estoy yo, prestando nulo interés a lo que estoy por decir. ¿Observar esto eso inusual? No. 

No en un aula física, pero dentro del la simulación de un aula en un ambiente virtual 3D ¿Es posible "observar" a nuestros alumnos percibiendo sus gestos faciales y movimientos corporales? Ahora Sí. 

Dispositivos con la capacidad de capturar movimientos del cuerpo, y expresiones del rostro, es en lo que Philip Rosedal, fundador de Second Life y High Fidelityha estado trabajando. Es el proyecto del mundo virtual High Fidelity 


La idea es que usando estos sensores se puede revolucionar el proceso de ingreso a los mundos virtuales. Además se trata de agregarle calidad a la experiencia de estar dentro del mundo virtual, lo que se traduce en que la experiencia de hablar con alguien dentro de la virtualidad 3D, utilizando una cámara con un sensor que captura tus movimientos faciales y los reproduce a una velocidad increíble permite, una sensación de sincronía casi exacta. 

Los movimientos frente a la cámara se integran con la imagen que se está viendo en la pantalla de tal forma que si te mueves a un lado tu visión se traslada hacia el lado al que te estas moviendo, no de la misma forma de un dispositivo de realidad virtual 3D como Oculus pero aporta mucho para la sensación incrementada del estar frente a otra persona vía el mundo 3D. 

Otra de las características impresionantes de High Fidelity es que puedes construir en el mundo virtual en tiempo real pero de una forma distinta a la Second Life, pues en primer lugar lo haces observando tus manos con movimientos reales dentro del mundo, construyendo con unidades de construcción similares a los prims llamadas boxes y además puedes interactuar en equipo en tiempo real en una misma construcción, lo más impresionante para quienes nos hemos acercado poco a poco al mundo de la programación, es que podríamos creer que todo esto se realiza en un code altamente complejo o poco conocido y sin embargo eso se se realiza gracias a un archivo en Java scripts y si deseas cambiar la acción acudes a través de un menú a otro Java script. Cabe mencionar que la tecnología del HF es de código abierto, de tal modo que cualquiera puede crear su propio mundo virtual, ohh se me olvidaba además esos mundos virtuales podrían conectarse.

Soy una fiel seguidora de las nuevas tecnologías y de tratar de saber cuál podría ser su uso para la educación, pero tengo muchas preguntas, dudas y expectativas como todos, por lo cual creo que éste vídeo de la presentación de High Fidelity en el evento Virtual Reality de los Angeles puede responder muchas de nuestras interrogantes.




Como bien describe el artículo de Simoneti, mucho de lo que hay en High Fidelity viene de Second Life, como bajarse un software, crear una identidad, etc. pero lo que evidentemente lo diferencia es el aumento de la realidad de forma exponencial al momento en que el avatar puede manifestar expresiones faciales que provienen de la persona que lo maneja, he ahí el título del artículo.

Como siempre hay escepticismo y expectativas, pero de lo que no cabe duda es que si los inversionistas han apostado tanto ya a que High Fidelity está haciendo bien las cosas, es muy probable que la "predicción" que ésta plataforma se convierta en un medio de entretenimiento masivo (entre otras cosas) se haría realidad.